Te quise tanto, pero no nos dimos el tiempo de conocernos bien.

149

Soy de esas personas que se abren a los demás, no tengo problemas para hablar sobre mis gustos, ni me siento cohibida para decir lo que pienso, es por eso que cualquiera que entre en mi vida puede (si quiere) conocerme rápidamente, de alguna manera creo que es una buena estrategia para que aquellos que no compartan o simplemente no toleren mi forma de ser salgan rápidamente de mi vida, pero esto no siempre funciona.

Hay personas a las que realmente no les importa como seas, lo que quieren es entrar en tu vida, pretender conectar contigo, y de alguna manera usarte todo lo que puedan antes de que te des cuenta de que todo fue una mentira, y de esa clase de personas de las que hablo eres tú, eres precisamente un camaleón mentiroso, una persona tan vacía que te sientes alegre de irrumpir en la vida de aquellos que te lo permiten, tratando siempre de concordar con los demás, tratando de caer bien y al final quedándote sin nada.

Todo con nosotros parecía ir muy bien, pero comencé a darme cuenta de que nunca opinabas primero, siempre esperabas a que los demás dijeran lo que pensabas y entonces hacías comentarios que de alguna manera apoyaban las ideas de los otros, eres un buen mentiroso, pero no entiendo que ganas de todo esto, al final del día cuando tienes que quitarte esa máscara nada te queda, porque todos los lazos emocionales que has generado no te pertenecen, le pertenecen a tu personaje.

Quizás puedas decir orgulloso que me engañaste, pero ¿y eso qué?, al final te vuelves a quedar solo sin nada, porque ni siquiera los recuerdos de aquellos momentos que vivimos fueron realmente contigo, todo lo nuestro fue una mentira, y lo peor de todo es que tu lo sabías desde un principio.

Mi error quizás fue no preguntarte más sobre ti, pero yo quería que te fueras abriendo a tu paso, sin presiones, sin que te lo pidiera, al final comprendí la razón por la cual no hablabas mucho sobre ti, y era tan simple porque mientras menos mentiras dijeras, menos tendrías que recordar para hacer tu próxima mentira, te quise mucho sin conocerte apenas, ese fue mi error y no lo voy a volver a cometer de aquí en adelante.

Autor: Chivy